lunes, 28 de marzo de 2016

Tristeza



La mentira es la peor de las traiciones...
Cuando la realidad golpea con fuerza, la vida se hace añicos y los trozos se clavan en el alma y en la piel; el suelo se agrieta y se hunde, haciendo que todo se tambalee y caiga al abismo.
Cuando la indiferencia se hace dueña de los ojos que te miran, el corazón llora la ausencia del calor perdido.
Cuando la soledad se presenta como compañera de viaje, y la frustración está sentada en el sillón de al lado, el presente se nubla y se oscurece, el tiempo se ralentiza para entrar en un bucle de desconsuelo.
Las garras del miedo se apoderan de la vida, y la desesperanza la asfixia hasta robarle el último aliento.
El fin se acerca, frío, silencioso, impasible, imparable...